• En este módulo sobre la abundancia veremos cómo nos condicionan nuestras creencias sobre el dinero, cómo nos afectan nuestras relaciones y cómo podemos darnos cuenta a través de las constelaciones de cuáles son las intrincaciones ocultas que no nos han permitido avanzar de forma más fluida hacía la consecución de una economía más abundante. Este módulo está destinado tanto a profesionales que están acompañando a personas a mejorar sus vidas, como a particulares que deseen comprender como hacer para mejorar su salud financiera y su relación con la abundancia. El dinero Es el equivalente de la vida y la vida nos llega de la madre. Tomar a la madre es contactar con el éxito y el dinero. Tomar al padre nos abre a la fuerza de la realización profesional Tomar a ambos a la vez permite que el éxito profesional fluya en nuestras vidas. Y este éxito está unido a la prosperidad económica. Tomar sólo un poco a los padres tiene como consecuencia no ser capaz de dar mucho a los demás y por lo tanto la respuesta del universo será también pobre. Tomar a todos como son significa tomar a todos los excluidos, de las dos ramas tanto si los conocemos como que no. Tomar a todos como son significa también querer a la gente difícil de nuestra propia vida y agradecerles ser como son y los aprendizajes que a través de ellos hemos podido realizar. El dinero es algo espiritual. En él está guardada la energía de un trabajo, un trabajo meritorio. Cuanto más alto es el servicio que se ha prestado (el trabajo) por una suma determinada de dinero, mayor es la energía que ese dinero guarda. El dinero guardado arduamente, con mucho esfuerzo, posee la máxima energía. Es usado de la forma más ahorrativa y es valorado al máximo. El dinero fácil, o sea, el dinero logrado sin el trabajo equivalente, posee poca energía, por no hablar del dinero obtenido con injusticia o engaño. Por eso no se queda. Quiere ir a otro sitio. Y por eso se puede decir que el dinero tiene un lado espiritual, incluso un alma. En general, el dinero se siente bien al ser usado, cuidadosamente por un valor correspondiente y un trabajo correspondiente. Ésta es la mejor manera y la más bella en que desarrolla su energía y, por qué no decirlo, su espíritu. El que tiene un dinero en la mano, también tienen en la mano el trabajo de una persona. A menudo su sudor, su sangre y sus lágrimas. De ahí que deba manejarlo más cuidadosamente. Ese cuidado lo une con quienes lo han ganado, con respeto y amor. LOS ÓRDENES DE LA ABUNDANCIA Y EL EXITO
    • Los órdenes de la abundancia.
    • Los campos de memoria.
    • El movimiento interrumpido hacia la madre.
    • Lo que favorece y lo que interrumpe el éxito.
    • Ideas preconcebidas sobre el dinero.
    • Las creencias.
    • Las herencias.
    • Las deudas.
    • Dar y recibir
    • La crisis
    • Visualizaciones.
    • Movimientos sistémicos y constelaciones.
    • Puesta en común y comprensión de los movimientos vistos en las constelaciones.
    Esta formación puede realizarse el fin de semana del 14 y 15 de noviembre, sábado de 10h a 20h y domingo de 10h a 15h
  • En este módulo sobre la abundancia veremos cómo nos condicionan nuestras creencias sobre el dinero, cómo nos afectan nuestras relaciones y cómo podemos darnos cuenta a través de las constelaciones de cuáles son las intrincaciones ocultas que no nos han permitido avanzar de forma más fluida hacía la consecución de una economía más abundante. Este módulo está destinado tanto a profesionales que están acompañando a personas a mejorar sus vidas, como a particulares que deseen comprender como hacer para mejorar su salud financiera y su relación con la abundancia. El dinero Es el equivalente de la vida y la vida nos llega de la madre. Tomar a la madre es contactar con el éxito y el dinero. Tomar al padre nos abre a la fuerza de la realización profesional Tomar a ambos a la vez permite que el éxito profesional fluya en nuestras vidas. Y este éxito está unido a la prosperidad económica. Tomar sólo un poco a los padres tiene como consecuencia no ser capaz de dar mucho a los demás y por lo tanto la respuesta del universo será también pobre. Tomar a todos como son significa tomar a todos los excluidos, de las dos ramas tanto si los conocemos como que no. Tomar a todos como son significa también querer a la gente difícil de nuestra propia vida y agradecerles ser como son y los aprendizajes que a través de ellos hemos podido realizar. El dinero es algo espiritual. En él está guardada la energía de un trabajo, un trabajo meritorio. Cuanto más alto es el servicio que se ha prestado (el trabajo) por una suma determinada de dinero, mayor es la energía que ese dinero guarda. El dinero guardado arduamente, con mucho esfuerzo, posee la máxima energía. Es usado de la forma más ahorrativa y es valorado al máximo. El dinero fácil, o sea, el dinero logrado sin el trabajo equivalente, posee poca energía, por no hablar del dinero obtenido con injusticia o engaño. Por eso no se queda. Quiere ir a otro sitio. Y por eso se puede decir que el dinero tiene un lado espiritual, incluso un alma. En general, el dinero se siente bien al ser usado, cuidadosamente por un valor correspondiente y un trabajo correspondiente. Ésta es la mejor manera y la más bella en que desarrolla su energía y, por qué no decirlo, su espíritu. El que tiene un dinero en la mano, también tienen en la mano el trabajo de una persona. A menudo su sudor, su sangre y sus lágrimas. De ahí que deba manejarlo más cuidadosamente. Ese cuidado lo une con quienes lo han ganado, con respeto y amor. LOS ÓRDENES DE LA ABUNDANCIA Y EL EXITO
    • Los órdenes de la abundancia.
    • Los campos de memoria.
    • El movimiento interrumpido hacia la madre.
    • Lo que favorece y lo que interrumpe el éxito.
    • Ideas preconcebidas sobre el dinero.
    • Las creencias.
    • Las herencias.
    • Las deudas.
    • Dar y recibir
    • La crisis
    • Visualizaciones.
    • Movimientos sistémicos y constelaciones.
    • Puesta en común y comprensión de los movimientos vistos en las constelaciones.
    Esta formación puede realizarse el fin de semana del 30 y 31 de enero, sábado de 10h a 20h y domingo de 10h a 15h