Cargando...

Formación Constelaciones Familiares: La sexualidad, reconocerse en el placer del encuentro(fin de semana) (IBIZA)

Ponente
María Martínez Calderón Consteladora Familiar y Terapeuta
Empieza
27 febrero, 2021 10:00 am
Termina
28 febrero, 2021 3:00 pm
Dirección
C/ Mare de Déu del Pilar 21 Eivissa   Ver mapa
Telefono
617 894 434 (Sofía)

200,00

En este módulo sobre la sexualidad veremos cómo nos condicionan nuestras creencias, como nos ha influenciado la educación, los traumas familiares, nuestro nacimiento, etc. y cómo a través de las Constelaciones podemos darnos cuenta de cuáles son las intrincaciones ocultas que no nos han permitido relacionarnos libremente mostrándonos auténticos y confiados.

Esta formación está destinada tanto a profesionales que están acompañando a personas a mejorar sus vidas, como a particulares que deseen comprenderse mejor en lo más íntimo y relacional.

El vínculo y sus consecuencias

  • El hombre y la mujer se necesitan
  • El vínculo y sus consecuencias
  • La grandeza de la sexualidad
  • La sexualidad sana
  • Consecuencias de una sexualidad sana
  • Gemelos simbólicos
  • Patología del gemelo ausente
  • Visualizaciones
  • Prácticas de constelación de los asistentes
  • Puesta en común y comprensión de los movimientos vistos en las constelaciones.

Cuando el hombre toma a la mujer como su mujer, y la mujer toma al hombre como su hombre, la pareja consuma el amor como hombre y como mujer. Esta consumación del amor tiene efectos profundos en el alma. A través de ella, el hombre y la mujer se vinculan de manera indisoluble. Después ya no están libres, aunque lo quisieran.

Si existe un intercambio sexual completo entre dos personas adultas, sin ninguna reserva, se establece entonces una ligazón o vínculo entre ambos.

Este vínculo perdura toda la vida, no pueden dejarlo como si no hubiera ocurrido nada. La profundidad de ese vínculo puede comprobarse cuando aparece la separación de estas personas. Una vez establecido el lazo, la separación no es fácil. Ésta sólo puede llevarse a cabo implicando sentimientos de culpa y dolor.

¿Por qué resulta doloroso cuando una pareja se separa? ¿Por qué se dan esos enfrentamientos tan violentos? ¿Y por qué se producen esos sentimientos dolorosos de fracaso y de culpa en una separación? Todo esto se da porque existe UN VINCULO.

Si estas personas separadas conocen a otra pareja y se unen sexualmente, se establece un vínculo nuevo. Pero es menos intenso que el primero.

Así, pues, también el sentimiento de dolor y culpa en la separación de un segundo compañero es menor que con el primero y con una tercera pareja aún es menor y a partir de la cuarta, casi ya no duele.

El hecho de que existan vínculos anteriores no significa que ninguna relación posterior se pueda lograr. Ahora bien, únicamente se logra bajo la condición de que la relación anterior sea respetada y reconocida.

Donde no ocurre así, se dan embrollos extraños, ya que la pareja anterior suele ser representada en la relación nueva por uno de los hijos, sin que este hijo ni nadie más sean conscientes de ello.

Si ésta ha existido, después se ha roto y después se ha establecido otra relación distinta, la primera pareja aparecerá representada en la nueva relación en la figura de algún hijo, a menos que la separación que haya tenido lugar haya sido aceptada con amor.

Solamente en ese caso puede la siguiente relación tener éxito.

Pues bien, lo mismo ocurre en los casos de incesto, violación o abusos sexuales. A menos que ese vínculo sea reconocido y que la separación del mismo contenga respeto y amor, las relaciones posteriores de la persona afectada se verán dificultadas.

Debemos saber que incluso en el incesto, en la violación y en la violencia sexual, se establece también un vínculo.

Con respecto a la violación estos hechos son realmente muy chocantes. Pero las constelaciones familiares nos ofrecen una visión de la realidad que es diferente a la convencional.

 

Esta formación puede realizarse el fin de semana del 27 y 28 de febrero, sábado de 10h a 20h y domingo de 10h a 15h

 

Estado

Detalles del curso

En este módulo sobre la sexualidad veremos cómo nos condicionan nuestras creencias, como nos ha influenciado la educación, los traumas familiares, nuestro nacimiento, etc. y cómo a través de las Constelaciones podemos darnos cuenta de cuáles son las intrincaciones ocultas que no nos han permitido relacionarnos libremente mostrándonos auténticos y confiados.

Esta formación está destinada tanto a profesionales que están acompañando a personas a mejorar sus vidas, como a particulares que deseen comprenderse mejor en lo más íntimo y relacional.

El vínculo y sus consecuencias

  • El hombre y la mujer se necesitan
  • El vínculo y sus consecuencias
  • La grandeza de la sexualidad
  • La sexualidad sana
  • Consecuencias de una sexualidad sana
  • Gemelos simbólicos
  • Patología del gemelo ausente
  • Visualizaciones
  • Prácticas de constelación de los asistentes
  • Puesta en común y comprensión de los movimientos vistos en las constelaciones.

Cuando el hombre toma a la mujer como su mujer, y la mujer toma al hombre como su hombre, la pareja consuma el amor como hombre y como mujer. Esta consumación del amor tiene efectos profundos en el alma. A través de ella, el hombre y la mujer se vinculan de manera indisoluble. Después ya no están libres, aunque lo quisieran.

Si existe un intercambio sexual completo entre dos personas adultas, sin ninguna reserva, se establece entonces una ligazón o vínculo entre ambos.

Este vínculo perdura toda la vida, no pueden dejarlo como si no hubiera ocurrido nada. La profundidad de ese vínculo puede comprobarse cuando aparece la separación de estas personas. Una vez establecido el lazo, la separación no es fácil. Ésta sólo puede llevarse a cabo implicando sentimientos de culpa y dolor.

¿Por qué resulta doloroso cuando una pareja se separa? ¿Por qué se dan esos enfrentamientos tan violentos? ¿Y por qué se producen esos sentimientos dolorosos de fracaso y de culpa en una separación? Todo esto se da porque existe UN VINCULO.

Si estas personas separadas conocen a otra pareja y se unen sexualmente, se establece un vínculo nuevo. Pero es menos intenso que el primero.

Así, pues, también el sentimiento de dolor y culpa en la separación de un segundo compañero es menor que con el primero y con una tercera pareja aún es menor y a partir de la cuarta, casi ya no duele.

El hecho de que existan vínculos anteriores no significa que ninguna relación posterior se pueda lograr. Ahora bien, únicamente se logra bajo la condición de que la relación anterior sea respetada y reconocida.

Donde no ocurre así, se dan embrollos extraños, ya que la pareja anterior suele ser representada en la relación nueva por uno de los hijos, sin que este hijo ni nadie más sean conscientes de ello.

Si ésta ha existido, después se ha roto y después se ha establecido otra relación distinta, la primera pareja aparecerá representada en la nueva relación en la figura de algún hijo, a menos que la separación que haya tenido lugar haya sido aceptada con amor.

Solamente en ese caso puede la siguiente relación tener éxito.

Pues bien, lo mismo ocurre en los casos de incesto, violación o abusos sexuales. A menos que ese vínculo sea reconocido y que la separación del mismo contenga respeto y amor, las relaciones posteriores de la persona afectada se verán dificultadas.

Debemos saber que incluso en el incesto, en la violación y en la violencia sexual, se establece también un vínculo.

Con respecto a la violación estos hechos son realmente muy chocantes. Pero las constelaciones familiares nos ofrecen una visión de la realidad que es diferente a la convencional.

 

Esta formación puede realizarse el fin de semana del 27 y 28 de febrero, sábado de 10h a 20h y domingo de 10h a 15h