Yo soy la consecuencia de un padre y de una madre y ellos también lo son de sus padres y estos de los suyos, etc. así es que todos formamos un sistema unido por hilos invisibles. En lo que no se ve está la información, los carriles a través de los cuales lo que es real para el inconsciente se manifiesta y lo podemos ver, por sus efectos, en lo cotidiano.

La Constelación Familiar es un método que facilita la visión del error que ha generado la disfunción y nos permite, a través de representantes, el acompañamiento necesario hasta incluir las experiencias que habíamos negado, y devolver así, el cauce natural de la energía Original, cuando eso ocurre la vida se resignifica y la persona cambia y al hacerlo, cambia su físico y forma de ver y en consecuencia, cambia su Familia, sus relaciones y toda su realidad.

La Constelación está al servicio de lo más grande y cuando se mira desde ahí, todo empieza a encontrar sentido, recordemos que el inconsciente lo es, porque no le encuentra sentido a lo que ocurre, así cuando un hijo muere tempranamente, eso no tiene sentido para sus padres ya que se le supone que los hijos nos sobreviven. Es entonces cuando a menudo a ese muerto no se le puede enterrar (simbólicamente), generando así una exclusión al no aceptar el destino del finado.

Igual ocurre cuando una relación de matrimonio u otra, se termina sin la comprensión amorosa de alguna de sus partes y ese dolor que no podemos elaborar se convierte en un cortocircuito que va a limitar la libre manifestación de la vida tal como ES.

Lo que ocurre es que ese penar no cesa en las personas que lo experimentan sino que se compensa a través de otros miembros de la familia, porque no somos separados de todos, somos unidad y como tal nada se puede entender excluido.

El sistema familiar es en sí mismo un organismo y como tal los distintos elementos que lo componen interactúan entre ellos, se compensan, se perfeccionan y ahí donde se excluyó a alguien el campo completará el faltante y para ello proveerá a los individuos que sean necesarios, generando nacimientos o atrayendo a la familia los personajes que van a ultimar lo que no se pudo completar, dicho de otra manera lo que permitirá terminar los movimientos interrumpidos.

María Martínez Calderón