El Feng Shui es el arte de reconocer, conservar y conducir el Qi o energía vital, con el fin de armonizar los espacios, viviendas, lugares de trabajo, etc. Que te permite encontrar lo que frena o activa dicha energía para el bienestar de sus habitantes.

Ahora que la gurú del orden Marie Kondo, está en todas partes con su método para ordenar los espacios, es más fácil entender que disponer de un lugar en armonía ayuda a que los habitantes de una casa reciban las cualidades de esas energías en su máximo potencial. Esto permitirá que se vean beneficiados por una mejor salud, éxito, unión familiar, facilidad de concreción de proyectos, etc.

Mala energía en el hogar

Así es que un lugar con “mal Feng Shui” es aquel donde todo cuesta, que es poco “fértil” y que por lo tanto sus habitantes tienen que “luchar mucho” para salir adelante. Un lugar con “mal Feng Shui” nos mina la energía, es un lugar donde nos sentimos cansados y aburridos de funcionar desde la fuerza de voluntad. En vez de conectar con el fluir de la energía que nos facilita un estado de creatividad natural.

Habitualmente tanto las personas como los animales tenemos la capacidad instintiva de saber percibir la energía de los espacios. Aunque muchos no somos conscientes de ello y no sabemos cómo gestionar esas energías que percibimos.

Aprender nociones básicas de Feng Shui nos puede acercar a la comprensión de las energías ambientales de nuestra casa o lugar de trabajo. Y a hacer las “curas” necesarias para que se conviertan en espacios sanos, confortables y que nos aporten vitalidad y armonía, bases de la buena salud.

Laura Llacuna, Psicóloga y experta en Feng Shui

Si quieres aprender cómo armonizar tu casa con Feng Shui sigue este enlace.

Si quieres conocer otras actividades que ofrecemos sigue este enlace.