La Biodescodificación es un método cuya finalidad principal es acompañar a la persona para que tome conciencia de cuáles son sus conflictos emocionales, que le hacen vivir determinadas situaciones en su vida, y que de alguna forma están programadas en su sistema familiar.

Nos referimos a situaciones que se pueden manifestar tanto como síntoma físico (enfermedad) o como síntoma comportamental o conductual (tener problemas de pareja, adicciones, situación económica, etc.)

En el caso de la enfermedad, la misma es un mecanismo de adaptación biológica que afecta al individuo cuando sucede algo muy preciso llamado Shock biológico (por ejemplo, la muerte inesperada de un hijo, un accidente, la pérdida de un trabajo, etc.) por el cual en ese momento la supervivencia de la persona se ve amenazada.

Dependiendo de cómo viva esa persona la experiencia (su percepción) se activarán una o más respuestas inmediatas y el órgano con la función más adecuada para hacer frente a este conflicto y eso es lo que denominamos “enfermedad”. La Biodescodificación ayuda a encontrar el Sentido Biológico de la enfermedad.

En el caso de comportamientos programados (situaciones que no sean con síntomas físicos específicos) que limitan nuestra vida y nos generan un malestar (no ganar dinero suficiente, imposibilidad de tener hijos, no conseguir trabajo, no tener pareja, adicciones, etc.) se buscarán programas que están en el inconsciente, muchos de los cuales se transmiten de generación en generación hasta ser resueltos.

Allí juegan un rol muy importante las creencias, los valores, las situaciones que nuestros ancestros han vivido y que no pudieron o no supieron gestionar de otra manera, generando una huella muy fuerte a nivel emocional que pasa a las siguientes generaciones para que puedan trascenderlas.

Lo “no dicho”, los “duelos no realizados”, los “secretos familiares” (abortos, infidelidades, violencia, incestos, traumas de guerra, etc.) se heredan para ser sanados en las generaciones siguientes manifestándose como esas “limitaciones” que nos generan ese malestar.

En un acto de amor sin juicio y de comprensión, la persona comprende el “por qué” y puede liberarlas y trascenderlas.

Tanto en el caso de las enfermedades como en síntomas de comportamiento, el estudio y análisis del Árbol Genealógico Transgeneracional juega un papel muy importante para llegar al conflicto que programó la situación que hoy está viviendo la persona.

La Biodescodificación también aplica otras herramientas muy potentes como son la Programación Neurolingüística, la Hipnosis Ericksoniana y los Ciclos biológicos Memorizados para llegar al origen de los conflictos.

Cuando se logra la toma de conciencia, el cambio neurológico produce el cambio biológico a través de la emoción.

Uno de los principales beneficios que obtiene la persona que se trata con este método es una sensación de máxima liberación y bienestar emocional, lo que le permite crear una nueva realidad, dado que su percepción ha cambiado y de esta forma es capaz de pasar a la acción.

Artículo de Maria Elisabet Álvarez

El próximo curso de “Transgeneracional, Nuestro Árbol Genealógico“, tendrá lugar durante los días 29 y 30 de septiembre de 2018.